El Ejercito Popular utilizo los Renault FT 17 existentes y adquirio a Francia y via comerciantes de armas a Polonia varios ejemplares dotados de cañon de 37 mm.