Gerda Taro en el frente de Guadalajara, en julio de 1937 Dibujo que ilustraba la noticia del accidente de Gerda. Gerda Taro, merece ser recordada por ostentar el triste honor de ser la primera mujer corresponsal de guerra que fallece mientras cubre un conflicto. Se retiraba del frente de la Batalla de Brunete. con las tropas republicanas y ella iba de pié en el estribo de un coche. El vuelo rasante de unos aviones enemigos provocó que la columna se dispersará y en un bote del vehículo Gerda cayó al suelo. Un tanque que estaba maniobrando marcha atrás para meterse en un camino no la vio y Gerda fue literalmente destripada. Fue trasladada a un hospital de El Escorial aún con vida pero falleció a las pocas horas. Era la madrugada del 26 de Julio de 1937, seis días antes de que cumpliera los 27 años. Su cuerpo fue trasladado a París y enterrada con honores de héroe.