Si bién las autoametralladoras Bilbao fueron adquiridas por el Gobierno de la República en Enero de 1932 para la dotación de los Guardias de Asalto, en los años 40, finalizada la guerra civil, los supervivientes, sirvieron en la Policia  Armada del nuevo régimen